¿Qué gastos puedo reclamar de mi préstamo hipotecario?

La formalización de las hipotecas exige una serie de gastos iniciales que, por costumbre, siempre han sido satisfechos por el cliente. Sin embargo, de acuerdo con la Sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015 estos gastos no se pueden imponer de forma indiscriminada a quien pide el préstamo y los consumidores tienen derecho a reclamarlos. Contar con abogados especializados en estos temas es de gran ayuda para iniciar el proceso de reclamación y conseguir que te sean restituidas las cantidades pagadas indebidamente.
Históricamente, e incluso a día de hoy, las entidades bancarias siguen imponiendo a sus clientes la obligación de asumir los gastos de formalización del préstamo hipotecario, por ello, Voyadefenderte.com da los puntos clave para reclamar los gastos de hipoteca y que así los clientes puedan recuperar su dinero.

¿Cuáles son los gastos de hipotecas?
Todas las hipotecas, sean del tipo que sean (referenciadas al euribor, divisas internacionales…) y del importe que sean, tienen una serie de gastos iniciales para su formalización. Los gastos más habituales y que no necesariamente tienen que ser abonados por quien pide el préstamo son: los aranceles notariales y registrales, los gastos de gestoría y los gastos tasación de la vivienda. Veamos cada uno de ellos:
Notario. El gasto de firmar ante notario la formalización de una hipoteca no debe recaer solamente sobre el cliente ya que quien tiene el interés principal en la documentación e inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es, sin duda, la entidad bancaria.
Registro de la propiedad. Lo mismo ocurre con los gastos generados del registro de la propiedad. El Tribunal Supremo dice en su sentencia que “tanto el arancel de los notarios como el de los registradores de la propiedad, atribuyen la obligación de pago al solicitante del servicio de que se trate o a cuyo favor se inscriba el derecho”, sin duda el prestamista.
– También es posible reclamar los gastos de gestoría siempre que proceda, es decir, en el caso de que sea un servicio impuesto por el banco.
Tasación de la vivienda. Algunos bancos imponen al consumidor la compañía tasadora que va a realizar la tasación de la vivienda que garantiza el préstamo.

¿Qué pasa con el impuesto de Actos Jurídicos Documentados?
Es la partida más controvertida dentro e los gastos de formalización de la hipoteca. El Tribunal Supremo ha dado un giro inesperado, y pese a haber tres sentencias firmes donde fallaban a favor del cliente, se ha optado por aplicar la doctrina ya existente, que favorece a la banca. En cualquier caso, siempre nos queda la Justicia Europea para proteger los derechos del consumidor.

¿Quiénes pueden reclamar?
Al considerarse una cláusula abusiva y nula, pueden presentar la reclamación a las entidades financieras todas aquellas personas y familias que tengan una hipoteca en vigor o, incluso, que ya esté cancelada. La justicia ampara a los clientes, tanto a nivel nacional como europeo, por lo que ganar estas reclamaciones es 100% posible. La sentencia abre la puerta a las reclamaciones que podrían presentar los ocho millones de españoles

¿Qué documentos necesito presentar y dónde encontrarlos?
Para solicitar la devolución de los gastos de hipoteca son necesarias las facturas del préstamo. La gestoría suele incorporar al final de la escritura de préstamo todas las facturas que se han abonado para la formalización del préstamo (factura de notaría, factura de registro, factura de gestoría y factura de tasación). No se deben confundir ni con la escritura de compraventa, ni con las facturas de esa compraventa.

¿Qué ocurre si no tengo las facturas?
Lo más sencillo es recurrir a la gestoría que en su día nos hizo todos los trámites y solicitar una copia de la documentación, si ellos no la tienen completa, nos indicarán qué hay que hacer para reclamar las que falten.

¿Cuánto dinero puedo recuperar?
No existe una regla fija de los importes a recuperar, ya que dependiendo del criterio de los distintos Juzgados Especializados y Audiencias Provinciales los importes a restituir difieren. Sin embargo, se podría llegar a obtener hasta el 100% del total de las facturas.

¿Hasta cuándo puedo reclamar?
Aunque habrá que revisar cada caso de forma independiente, la norma general es que no hay plazo para reclamar, porque cuando una clausula es nula de pleno derecho la acción para ejercitar su nulidad es imprescriptible. Aunque los efectos restitutorios de esa nulidad sí estaría sometido a un plazo de caducidad de 4 años a contar desde que se tuvo conocimiento de la posibilidad de reclamar.

¿Cuánto puede tardar el proceso?
No se ha fijado un tiempo exacto en el que el juzgado deba dictar sentencia aunque el proceso puede durar alrededor de un año.